CREACION DE PUNTA DEL ICEBERG

CREACION DE PUNTA DEL ICEBERG
¡¡¡GRACIAS COMPAÑEROS!!!

martes, 31 de julio de 2012

SOMOS...MAL QUE TE PESE TNembaum


SOMOS UN PAIS CON BUENA GENTE. MAL QUE TE PESE TNembaum,

Vivimos en un país que es escenario de grandes transformaciones. Sociales, económicas. Políticas y culturales.
El cambio fundamental, lo produce Néstor Kirchner, cuando recupera LA POLITICA. Transformando, de esa manera y para siempre el escenario. El contexto en el que estábamos acostumbrados, como sociedad, a relacionarnos.
De esta manera, la política, toma las riendas de la economía y motoriza el cambio. Que poco a poco nos vamos dando cuenta, que es cultural.
Pero, los procesos históricos no son lineales.
Así como supo haber (y todavía hay) pescadores de río revuelto; también perviven los especialistas en revolver las aguas del río, para que los pescadores de siempre sigan ganando. A costa del pueblo.
Uno de aquellos especialistas ha sido Bernardo Neustadt.
Desde aquella época, subsisten expertos en ese tipo de operaciones: Mariano Grondona, Samuel Gelblung.
Pero, el sistema de poder es un constante generador de estos personajes. Que vienen a ser como anticuerpos contra el avance popular. José Eliaschev, Alfredo Leuco, Eduardo Feinman, Jorge Lanata, Julio Blanck, Ricardo Kirschbaum, Luís Majul, entre otros.
Sin duda, el abanderado de estos prestidigitadores de la palabra es Ernesto Tnembaum.
Quien, con su habitual carga de cinismo y mala leche, cada semana inocula su dosis de veneno en las conciencias de los lectores de la Revista 23. En un vano afán, tal vez, de desmoralizar, desde sus sesudas tergiversaciones de la realidad. O desde sus mentiras. Lisa y llanamente. Como por ejemplo cuando escribe “…Sin ir más lejos, el día de cierre de esta nota (salió el 12/7/2012) por cadena nacional, o sea frente a la mayor audiencia política del país, la señora trató de inútil a Daniel…”
El método que utiliza es sacar de contexto hechos, frases, circunstancias, dichos. Para armar su felonía y atrapar incautos.
En este caso escribo sobre su nota “Un país con buena gente”. En la cual elimina el hecho incontrastable, cual es el Proyecto Nacional y Popular que conduce Cristina Fernández de Kirchner, desde su reelección.
¿Cómo saca de contexto, para con datos parciales construir otro?
Pues obviando un hecho inherente a todo proceso político de cambio, que es: la divergencia.


Cuando quien conduce, interpretando el mandato popular, produce la PROFUNDIZACION de ese proyecto, con medidas acordes y pertinentes al reclamo de quienes apoyan dicho proyecto; esto hace que en el movimiento popular que sostiene e integra el proyecto, se produzcan reacomodamientos.
Hay quienes se suman y hay quienes se bajan. También hay quienes reaccionan como el tero.
Hay quienes priorizan su proyecto personal, defeccionando del proyecto colectivo, como Hugo Moyano.
Hay quienes haciendo la plancha, se encaminan a orillas opuestas al derrotero del conjunto, y hay que avisarle, como a Daniel Scioli. Por si “no se dio cuenta” que va a contramano de las líneas rectoras del Proyecto Nacional.
Acá es, precisamente, cuando aparecen estos “especialistas” buscando llevar agua para los molinos que siempre sometieron al pueblo.
Por esto mismo no llama la atención que no le dediquen una sola nota (en este caso E. TNembaum, en la Revista 23) a la desidia con que el Jefe de Gobierno de CABA va destruyendo la salud, la educación, el patrimonio histórico, el Borda. Cómo, de manera rayana con el incumplimiento de los deberes de funcionario público, deja que crezca la mortalidad infantil. Que ha bajado de manera notable en el resto del país.
La verdad, que no sorprende que reciba su sueldo, todos los meses, de quienes se beneficiaron siendo socios y cómplices del genocidio. De quienes se apropiaron de Papel Prensa mediante tortura y muerte.
En fin.
Tal vez para Ernesto Tnembaum, esto sólo sean “detalles menores”.

Daniel Mojica
Columnista de Radio Gráfica
  


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada